PT EN ES

¿ES DIFÍCIL CONDUCIR CUANDO LA LUZ DEL SOL ES MÁS FUERTE? AQUÍ ESTÁ LA SOLUCIÓN A SU PROBLEMA

Ya hemos escrito aquí sobre los peligros inherentes a la conducción sin una protección efectiva de los ojos. Especialmente en el verano, podemos sufrir encadenamientos que pueden causar graves consecuencias. Para mitigar estos peligros en la medida de lo posible, es importante elegir unas gafas de sol adecuadas y aprobadas.

Alrededor del 30% de los conductores usan gafas no aprobadas y el 20% ni siquiera usan gafas de sol cuando viajan en coche. Lleve siempre gafas de sol aprobadas con el símbolo de la CE. Además de esta atención a las normas de calidad, si conduce con frecuencia, opte por las gafas polarizadas, ya que las lentes polarizadas disminuyen el resplandor, los reflejos y los encadenamientos, lo que ayuda a lograr una visión más clara de la carretera.

Especialmente aquellos que sufren de miopía deben tener en cuenta el color de sus lentes. En este caso, las mejores opciones son las lentes marrones o grises. No elija lentes demasiado oscuras, tenga en cuenta las posibles variaciones de la luz solar mientras conduce. El color de las lentes es algo que no debe pasarse por alto, ya que afecta a la cantidad de luz que dejan pasar las lentes y altera la capacidad perceptiva de ciertos colores. El color correcto de la lente asegurará que tengas el contraste necesario para una conducción segura y así evitar cualquier accidente. Evite usar lentes rosados, azules o verdes cuando maneje.

La montura no debe perjudicar su visión periférica, asegúrese de esto cuando haga su compra. Esto significa que las mejores opciones para conducir son los marcos delgados, que permiten tener una buena visibilidad de todos los puntos necesarios.


Recibir notificación

Recibirá una notificación por correo electrónico cuando el producto esté en stock.

La solicitud de notificación ya está registrada

OK