PT EN ES

¿DEBERÍAS USAR GAFAS DE SOL EN INVIERNO?

¿Eres de esas personas que, con la llegada del invierno, dejan sus gafas de sol en casa?

¡Démosle 5 razones para empezar a usar gafas de sol incluso en invierno!


No hace mucho tiempo, llevar gafas de sol en invierno era algo reservado para unos pocos valientes. Afortunadamente, hoy en día este hábito se ha convertido en algo común y nadie vuelve la cabeza cuando ve a alguien con gafas de sol y un jersey de las estaciones más frías.

Esta tendencia se ha extendido cada vez más gracias a las celebridades y estrellas de cine, para quienes la imagen es una herramienta de trabajo. La verdad es que a menudo ponerse un par de gafas de sol, puede ser ese toque que falta para tener el aspecto perfecto.

La cuestión estética es importante, pero no es la única ventaja de llevar gafas de sol en los días de invierno. Conoce los beneficios que deberían llevarte a evaluar su uso este invierno.


  • 1. Protegen contra los rayos ultravioleta

Pueden argumentar que los rayos ultravioletas no son tan peligrosos durante el invierno, porque los días soleados también son menos. Una idea que está mal. Aunque los rayos violetas no tienen la misma fuerza que en la temporada de verano, siguen estando presentes y son perjudiciales, independientemente de la estación.

Esta es la primera y principal razón para usar gafas de sol con lentes capaces de proteger los ojos de la radiación dañina del sol.


  • 2. Reducen el resplandor

¿Quién no ha sentido nunca el exceso de sol durante el invierno? Hay días en los que el simple e innato gesto de abrir los ojos de las operaciones se hace difícil debido al intenso brillo del sol. Esto aumenta exponencialmente los peligros a los que está sujeto un conductor mientras conduce.

Los efectos causados por la lluvia en días soleados o los reflejos de los charcos de agua que pueblan el camino después de la lluvia, pueden perjudicar la calidad de nuestra visión y traer consigo la necesidad de un buen par de gafas de sol, preferiblemente con lentes polarizadas.


  • 3. Protegen contra la nieve

¿Sabías que una capa de nieve limpia y recién caída tiene la capacidad de reflejar hasta el 90% de los rayos UV? Si vives en zonas montañosas o tienes la costumbre de tomarte unas vacaciones en la nieve, debes elegir las gafas de sol adecuadas. En determinadas circunstancias, lo más adecuado para estas situaciones será incluso optar por gafas de categoría 4. Siempre con el filtro polarizador asociado.


  • 4. Una protección más contra el viento

Lo más común durante el otoño y el invierno son los días de viento. El viento puede llevar consigo polvo y otros desechos que, al entrar en contacto con los ojos, pueden causar inflamaciones, reacciones alérgicas o provocar sequedad en los ojos y en las lentes de contacto.

Las gafas de sol actúan como un escudo protector que no debes ponerte de lado.


  • 5. Disminución de la fatiga ocular

Las pupilas de nuestros ojos se dilatan o contraen para controlar la cantidad de luz que entra en la retina. En ciertas situaciones en las que hay un reflejo de la luz - ya sea debido al agua en el camino o a la nieve - las pupilas pueden sufrir un esfuerzo, causando fatiga a nuestros ojos y dolores de cabeza. Con un buen par de gafas de sol, puedes reducir considerablemente este esfuerzo.

Recibir notificación

Recibirá una notificación por correo electrónico cuando el producto esté en stock.

La solicitud de notificación ya está registrada

OK